JUSTIFICACIÓN DEL PLAN DE ESTUDIOS

La PediatríaMédica es la rama de la medicina que se especializa en la salud y las enfermedades de los niños. La Pediatría Médica, como disciplina que estudia al niño en su totalidad, condiciona la diferencia fundamental con el resto de las especialidades médicas dedicadas a la atención del adulto. No se trata por tanto de una disciplina dirigida al estudio de las enfermedades de un determinado órgano o aparato, sino que es la medicina de un ser cuyas características físicas, psíquicas y sociales son muy distintas a las del sujeto adulto. Al tratarse de una especialidad vertical, la Pediatría aborda de una forma total y completa la atención del niño y el adolescente en el contexto del medio donde se desarrolla (familiar, escolar y social). Este hecho implica, por tanto, asumir significativas peculiaridades biológicas, médicas y sociales que distinguen la Pediatría de las especialidades médicas “transversales” y que hace obligada una formación diferenciada y específica.

El reconocimiento oficial y social de la Pediatría en México está fuera de toda duda. A raíz de la implantación de la especialidad de Pediatría Médica en México la formación pediátrica experimentó un gigantesco salto cualitativo. Como consecuencia de ello, se han ido sucediendo generaciones de pediatras con un elevadísimo nivel formativo, que se han ido extendiendo por todos los niveles de la asistencia sanitaria (primario, secundario y terciario) y por todo el territorio nacional. Ello, unido a la implantación concomitante de los centros de salud, ha tenido como consecuencia que la asistencia pediátrica en México haya alcanzado unos niveles de calidad impensables en décadas anteriores, y que la Pediatría mexicana, tanto desde el punto de vista cualitativo como estructural, sea un ejemplo paradigmático para otros países de nuestro entorno.

La asistencia al niño desde el momento del nacimiento hasta el final de la adolescencia por parte de un grupo profesional con tan elevado y específico nivel de formación, la puesta en marcha de los programas de salud infantil, la implantación de la cartilla sanitaria infantil, la universalización de los programas de vacunación, etc., han permitido alcanzar unos estándares de salud sin comparación y que la mortalidad infantil en México haya ido descendiendo de forma drástica.

Contrariamente a lo que sucede con otras especialidades, la Pediatría no es una especialidad que se refiera al estudio de las enfermedades de un órgano o sistema, o de una sola enfermedad o grupo de enfermedades, sino que estudian al niño en su conjunto de una forma holística e integral. Su origen partió de la necesidad, a la vez científica y práctica, de conocer la medicina de un ser cuyas características y reacciones en todos los aspectos son muy distintas a las del adulto. Por consiguiente, la definición de la Pediatría como una especialidad “convencional” y su equiparación a las especialidades “de órgano o aparato” resulta manifiestamente inapropiada e insuficiente, puesto que se trata de una disciplina vertical, total y completa de una edad evolutiva de la vida, de un ser en permanente cambio (crecimiento, desarrollo, maduración) en interdependencia con el medio donde se desarrolla (familiar, escolar y social). Su homologación en todo caso sería con la Medicina Interna, en tanto que cabría definir la Pediatría como la “Medicina Interna del niño y del adolescente”.

Las peculiaridades derivadas de la asistencia al organismo infantil, que la diferencian de las especialidades médicas “transversales”, peculiaridades esencialmente de tipo:

•  Biológico (crecimiento, morfología, psicología, inmadurez inmunidad, nutrición - metabolismo, “solidaridad funcional”).

•  Médico (medicina “total o integral”, semiotecnia, semiología, reacciones morbosas, influencia de la herencia, periodo fetal, terapéutica).

•  Social (demografía, interdependencia con la patología del adulto, profilaxis,

Pediatría Social).

Dichas peculiaridades obligan a una formación diferenciada y específica que las tuviera en cuenta como factores esenciales, básicos e ineludibles.

El avance de los conocimientos científicos y las posibilidades de mejora en la tecnología biomédica han facilitado en los últimos años la profundización en el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades que afectan a los niños y adolescentes desde el nacimiento hasta los 18 años. Se han ampliado y precisado los diagnósticos y se ha progresado enormemente en la identificación de la etiología y la patogenia de numerosas enfermedades infantiles. Se han diseñado métodos diagnósticos de laboratorio y de imagen adaptados a la fisiología y el desarrollo de los niños, desde los grandes prematuros hasta la adolescencia. Simultáneamente han mejorado los métodos terapéuticos, desde las intervenciones quirúrgicas en las primeras horas de vida y realizadas en la propia incubadora de las Unidades Neonatales, hasta la colocación de prótesis biológicas, etc. Todo ello facilita una vida posterior normal o muy cercana a la normalidad. Por ejemplo, hace cuatro o cinco décadas era impensable que niños afectos de cardiopatías congénitas complejas pudieran alcanzar la vida adulta en condiciones de absoluta normalidad, o que la mayoría de los recién nacidos prematuros menores de 1 kg de peso podrían sobrevivir sin secuelas. Los métodos terapéuticos en Oncología, los trasplantes de órganos en el niño, los tratamientos con genoterapia para tratar enfermedades génicas, los nuevos fármacos, los tratamientos inmunomoduladores, etc., configuran un panorama caracterizado por formidables avances que se aplican a una población distinta de la del adulto. Todo ello obliga a una necesaria especialización y división del trabajo, si la aspiración es proporcionar a los pacientes la mejor asistencia posible.

Por lo tanto, la diferencia fundamental con las especialidades médicas de órgano/aparato es el sujeto de su estudio, y no, o no tanto, la de las enfermedades que le afectan: dicho de otro modo, la Pediatría engloba todas las especialidades médicas, pero referidas al ámbito pediátrico, cuyos objetivos son:

1.  La reducción de la mortalidad del niño, en especial la conocida como mortalidad infantil (mortalidad durante el primer año de vida extrauterina).

2.  La lucha contra todo tipo de enfermedad, en especial las enfermedades discapacitantes.

3.  La promoción de la salud del niño.

 

   OFERTA DE PROGRAMAS SIMILARES

Algunas de las universidades públicas que ofertan el programa de Especialidad en Pediatría Médica en el país, son las siguientes:

  • Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca
  • Universidad Autónoma de Baja California
  • Universidad Autónoma de Campeche
  • Universidad Autónoma de Chiapas
  • Universidad Autónoma de Chihuahua
  • Universidad Autónoma de Ciudad Juárez
  • Universidad Autónoma de Coahuila
  • Universidad Autónoma de México
  • Universidad Autónoma de Nayarit
  • Universidad Autónoma de Nuevo León
  • Universidad Autónoma de Querétaro
  • Universidad Autónoma de San Luis Potosí
  • Universidad Autónoma de Yucatán
  • Universidad Autónoma del Estado de  México
  • Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo
  • Universidad Benemérita Autónoma de Puebla
  • Universidad de Colima
  • Universidad de Guadalajara
  • Universidad de Guanajuato
  • Universidad de Monterrey
  • Universidad Juárez Autónoma de Tabasco
  • Universidad Juárez del Estado de Durango

En revisión del Padrón Nacional de Posgrados de Excelencia, se identifica que solamente se encuentran tres, en grado de desarrollo:

  • Universidad Benemérita Autónoma de Puebla
  • Universidad Autónoma de Querétaro
  • Universidad Autónoma de Sinaloa.

Los programas de Especialidad en el país consideran como marco el Programa Único de Especialidades Médicas (PUEM), que constituye una forma de homogeneizar los elementos sustanciales a considerar en la formación de estos profesionistas en el área de la medicina. En este sentido la duración de la formación en Pediatría Médica debe ser de tres años y no se requiere acreditar estudios de otra especialidad médica.

 

El Hospital Pediátrico de Sinaloa y la Universidad Autónoma de Sinaloa ofertan con duración de tres años desde 1980.

 

Residencias Médicas

 
Este programa de posgrado con perfil hacia la especialización profesional permite consolidar un esfuerzo interinstitucional para contribuir al desarrollo de la salud de los niños de la región Noroeste del país, mediante la formación de recursos humanos de alto nivel, que impactan tanto con una práctica clínica en pediatría de calidad sumado a investigaciones científicas; a fin de mejorar el perfil del pediatra egresado y enfocándose a la vez en orientar los esfuerzos hacia el desarrollo del sector salud a nivel regional (Sinaloa) en primera instancia.

hps residenciasmedicas

Institución pública dedicada a la asistencia, enseñanza e investigación en pediatría.   Afiliada a la Universidad Autónoma de Sinaloa.     l Aviso de privacidad